Si no podés visualizar correctamente este newsletter hace click aqui: Ver
 

 

 

 

RESPONSABILIDAD INCONDICIONAL: MUCHO MÁS QUE HACERSE CARGO

Por Miguel Alfonso Terlizzi

TIEMPO DE LECTURA 3´ 26 ´´

Responsabilidad incondicional es una idea fuerza, contagiosa y poderosa para ser mejor persona y profesional en este orden.

Para comprender esta idea fuerza es necesario repasar el significado de algunas palabras.

RESPONSABILIDAD significa “responder por ciertos actos”. Todos somos responsables por nuestros actos, no existe acción en la vida de la cual podamos eludir a nuestra propia responsabilidad, la cual existe aunque no nos hagamos cargo de ella.

Pero declararse responsable no alcanza para hablar de Responsabilidad incondicional, por lo cual los invito a recordar el significado de la palabra “libertad” que juega un rol decisivo en este concepto ampliado de responsabilidad.

Libertad significa: “poder de obrar o de no obrar”, es decir libertad no significa hacer cualquier cosa, sino poder elegir frente a una situación dada con los propios valores, creencias e intereses que cada uno tenemos: "Uno es libre cuando puede decidir qué hacer sin ser forzado".

Yo decido permanecer 5 minutos más en la cama, levantarme con el tiempo justo y luego decir: por causa de los piquetes, embotellamiento de tránsito o mal funcionamiento de los subtes llegue tarde a mi trabajo, reunión o encuentro.

Yo decido señalar o culpar a alguien o a algo ante los problemas que se nos presentan en la vida antes que elegir hacerme cargo, más allá de quien tenga la culpa, haya o no congestión de tránsito, funcione o no el subte.

Es más fácil y menos doloroso culpar a otros, y es acá donde comienza la actitud irresponsable con la que solemos actuar muy frecuentemente: nos convencemos a nosotros mismos de que nunca somos responsables de las cosas malas o que aparentan serlo, nos auto excluímos del problema, por ende también de la solución, dejándola así en manos de los demás.

Habitualmente confundimos los conceptos de responsabilidad, libertad, culpabilidad y damos un relato muy convincente que satisface nuestros intereses, es decir, damos respuestas que intentan ocultar el verdadero acto de decisión que estamos ejerciendo.

Engañamos sin querer a los demás y nos engañamos sobre todo a nosotros mismos, sorprendentemente ni siquiera somos concientes de esta actitud que asumimos. Estamos convencidos que es correcto responder de esta única manera a los estímulos que se nos presentan, aceptando que es la ley de la vida, la culpa es de nuestros gobernantes, de la justicia, de nuestros jefes, de nuestros hijos, de nuestras esposas, del referí, del tiempo y hasta del "ser supremo" al que religiosamente depositamos nuestra fe y en ocasiones también solemos culparlo.

Ser responsables, es decir, responder por ciertos actos, y además, ser capaces de elegir hacernos cargo o no de la oportunidad que siempre tenemos al momento de decidir lo que queremos ser, nos da la posibilidad de descubrir un mundo fantástico de oportunidades que nos puede ayudar a ser mejores personas y mejores profesionales en este orden.

La forma en que crecimos, reaccionando a la teoría estímulo–respuesta: ¿quién rompió la computadora?, ¿quién raspó el auto con la bicicleta?, o en nuestra vida adulta: ¿quién fue que dijo que el sistema de ventas creado por el propio CEO no es el adecuado?, nos da la falsa idea de que responsabilidad es sinónimo de culpabilidad y haremos todo lo posible para que la responsabilidad no nos pertenezca, porque en estos casos, pensamos que es mejor que la culpa siempre sea de otro: ”ah! yo no fui”, “yo no sé”, incluso acusando sin estar seguros “creo que fue fulano”.

Confundimos información disponible (datos) que nos serviría para tomar mejores decisiones con estímulos y reaccionamos de manera equivocada. Ahora bien los “datos” que no son estímulos, sino información para tomar mejores decisiones nos conducen a dar respuesta, estas respuestas pueden ser de dos clases posibles:

I) Las que se denominan Respuestas tranquilizadoras que solo buscan calmar la frustración y a quien echarle la culpa, es decir: él, ellos, ustedes son los responsables (siempre asociados a acontecimientos negativos, por ello la falsa idea de que responsabilidad es sinónimo de culpabilidad).

II) Las Respuestas Generativas, que son ni más ni menos las que nos predisponen para conducirnos a nuestra metas o bien la capacidad de logro efectivo. En este caso, hablamos en primera persona y nos hacemos cargo del problema y de la solución.

Veamos dos simples ejemplos :

Por culpa del servicio meteorológico que anunció buen tiempo (dato), mira como termine empapado (dato). ¡No aciertan una!, ¡encima llegue tarde! (dato). Típica respuesta tranquilizadora: conclusión: para esta persona que terminó empapada y encima llegó tarde a la reunión, la culpa es del servicio meteorológico que hizo una mal pronóstico del tiempo.

No ingresé a la reunión porque no estaban todos los asistentes, como estaban esperando (dato), entonces yo también me quede a esperar a que comience la reunión (dato). ¡Siempre son los mismos los que llegan tarde! (dato), no tienen cura, tuvimos que esperar y la reunión comenzó 45 minutos más tarde, perdimos un tiempo valiosísimo por culpa de los mismos irresponsables de siempre que no respetan el horario de comienzo de las reuniones.

El concepto final que deseo sumar a esta poderosa idea fuerza para convertirla en incondicional, es el de la orientación a los resultados. No me estoy refiriendo a los resultados comunes o normales o "más de lo mismo", sino a los extraordinarios, a esos que los triunfadores son capaces de obtener más allá de cuanto sepan o puedan, ya que tienen la actitud de querer lograrlo, entonces hacen posible lo que no pueden y aprenden lo que no saben.

Este concepto es fundamental para no caer en la trampa de creer que asumiendo la responsabilidad a través del "yo me hago cargo" y que me quedo montado a dicha necesaria pero no suficiente posición, dejo de dar respuestas tranquilizadoras y pienso en consecuencia que estoy siendo generativo.

¿Cómo sería entonces una respuesta y actitud generativa orientada a resultados para estos dos ejemplos?

Sabiendo que el servicio meteorológico no es de confiar (dato) lleve un paraguas de bolso, pude evitar mojarme y llegue a tiempo a la misma reunión a la que otros no lo hicieron.

Llegue a la reunión y al ver que no estaban todos los asistentes (dato), sabiendo que siempre son los mismos los que llegan tarde (dato) comencé a llamarlos por teléfono, informándoles que los estábamos esperando, finalmente a los 10 minutos pudimos comenzar la reunión y evitamos perder más tiempo del que habitualmente se pierde esperándolos.

Lograr lo que otros no logran, o hacer lo que cualquiera podría haber hecho pero nadie hizo, es la orientación a resultados de una actitud incondicionalmente responsable y proactiva.

Pensemos qué sucedería si en nuestro seno familiar, social, nuestra empresa, nuestra comunidad, nuestro país; si miles, o mejor aún, millones de personas, fuéramos capaces de actuar con responsabilidad incondicional orientada a resultados, haciéndonos cargo de nuestros actos y eligiendo además ser protagonista (actitudes generativas) y no una pobre víctima de las circunstancias por las cuales el mundo, que además es muy pesado para sostener sobre nuestros hombros, se ha vuelto en nuestra contra.

Responsabilidad incondicional: “más allá y a pesar de"…… hacerme cargo proactivamente de las decisiones que libremente puedo tomar, no esperando que otros lo hagan o decidan por mi y siempre enfocado en la obtención de resultados extraordinarios para ser mejor persona y profesional en este orden.

Por Miguel Alfonso Terlizzi
www.hucap.com
Consultora en Gestión
Estratégica del Capital Humano
Cambio y Desarrollo Organizacional

 

 
 
   
Si no deseas continuar recibiendo nuestro Newsletter, hace click aquí [removerse] ¡¡Muchas Gracias!!

 

PROMOCIONES ESPECIALES CURSOS 2005 ¡INSCRIBITE!

Técnicas efectivas de selección

22 de Septiembre de 9 a 17 hs

Valor especial por promoción: $100 *(valor real $350)

Más información sobre este curso.Inscribite

Liderazgo efectivo

11 de Octubre de 9 a 17 hs $100 más IVA(valor por promoción). Inscribite *(valor real $350)

+ información sobre el curso

Responsabilidad incondicional

12 de Octubre de 9 a 13 hs . $100 más IVA (valor por promoción) Inscribite *(valor real $200)

+ información sobre el curso

Trabajo en equipo

3 de Noviembre de 9 a 17 hs $150 más IVA (valor por promoción) Inscribite *(valor real $350)

+ información sobre el curso

Negociación sistémica

9 de Noviembre de 9 a 17 hs $150 más IVA (valor por promoción) Inscribite *(valor real $400)

+ información sobre el curso

Pensamiento sistémico

16 de Noviembre de 9 a 17 hs $150 más IVA (valor por promoción) Inscribite

Más información sobre el curso

Calidad de servicio y atención al cliente

18 de Noviembre de 9 a 17 hs $150 más IVA Inscribite *(valor real $400)

+ información sobre el curso

Recibi información y promociones especiales sobre nuestros cursos y seminarios
¡Inscribite!

Sumate a nuestro newsletter "comunicándonos" y recibi artículos, notas, informes y tendencias para alentar y favorecer la actualización profesional. ¡Inscribite!

Carga tu curriculum en nuestra base de datos y participa de búsquedas actuales y futuras: Dejanos tu CV

 

 

RECOMENDAR A UN AMIGO

Mail amigo
Tu e-mail
Asunto

 

 

NEWSLETTERS ANTERIORES

Accede a las ediciones anteriores de nuestros "Comunicándonos": Visitar

 

 

 
 

 

 
 
:: Ir a Hucap.com :: :: Ir a Hucap.com ::